Blogia
todos unidos por SFM-SFC/EM-SQM/IQM___***___más allá del dolor

Javier Amoedo, Procurador del Común de Castilla y León

«La institución está en León, por eso hay más quejas en esta ciudad»

«La fibromialgia puede ser invalidez»

El procurador asegura que los ciudadanos confían cada vez más en la institución, por eso en el último año se han presentado más quejas que en los ejercicios anteriores

El miércoles pasado defendió su informe en las Cortes de Castilla y León, tras lo cual, el Procurador del Común, Javier Amoedo, afirma que los ciudadanos de la comunidad confían cada vez más en la figura que representa. Tal vez por eso el 2006 se ha convertido en el año en que se ha recibido el mayor número de quejas desde que se creara la Institución.

-¿Qué puede destacar del balance del 2006?

-Como ya se ha hecho constar en el informe se ha producido un aumento de las quejas en relación con el año anterior. En el 2006 se han presentado 2.617 quejas frente al año 2005, en el que se recibieron 2.090. A las que se presentaron tendríamos que añadir los 22 expedientes de oficio que se iniciaron por la Institución. Así, durante el año pasado se tramitaron 2.639 quejas, lo que supone un incremento importante respecto al año anterior.

-¿A qué achaca ese aumento?

-Es un poco coyuntural. Hay 315 quejas, por ejemplo, en orden a la función pública, sobre un mismo motivo, que es el procedimiento selectivo convocado en el marco del proceso de reducción de la temporalidad. Son muchas, pero aunque se hayan presentado de forma individual, podríamos decir que se han convertido en una sola porque se han resuelto como una única resolución: la motivación era exactamente la misma. No hay que darle mayor importancia al número de quejas. También se puede producir porque quizá en este momento la Institución del Procurador del Común sea más conocida y yo también llegue al conocimiento de los ciudadanos de Castilla y León, que confían más en nosotros para presentar quejas por algo en lo que ellos consideran que ha vulnerado alguno de sus derechos. Hay que valorar esto en su conjunto y no darle mayor trascendencia.

­-Que la Institución se conozca más ahora, ¿se debe a alguna iniciativa?

-Anteriormente ya era conocida, pero el año pasado se han celebrado aquí las jornadas de los defensores autonómicos y eso ha dado un auge y un conocimiento de la propia Institución. Por otro lado, todos los que formamos este equipo estamos siempre muy en contacto con los medios de comunicación, que publican muchas de las resoluciones que consideramos que tienen trascendencia para la comunidad, algo que evidentemente sirve para que la figura del Procurador del Común se conozca en toda la comunidad. Por lo tanto, nosotros hacemos la labor de resolver las quejas y también queremos y estamos haciendo una tarea para que esta Institución sea más conocida y el ciudadano acuda a nosotros cuando él considere que tenga algún problema frente a la Administración.

-¿Qué temas le han parecido más relevantes?

-Yo los establecería en un grupo al que ya hice referencia el otro día en el informe, que es la cuestión de la función pública, la de fomento -en orden a urbanismo y viviendas-, la educación, medio ambiente, sanidad y discapacitados. Esas son las quejas que tienen un mayor calado y una mayor trascendencia porque afectan a la colectividad, ya que hay muchas otras, pero con un carácter más particular.

-¿Podría citar alguna situación que de alguna forma represente a una gran mayoría de castellanos y leoneses?

-Distribuyéndolas por áreas, el mayor número de quejas que se han presentado han sido de la función pública, pero efectivamente afectan a un colectivo muy concreto como es el de los funcionarios. Dentro de las quejas que tienen una gran trascendencia están las relativas a la vivienda y la sanidad, una materia que afecta a todos los ciudadanos.

-Por territorios, León ha sido la provincia que más reclamaciones ha presentado, ¿se debe a que son más inconformistas o están más desatendidos?

-Efectivamente, las quejas de León han sido las más numerosas, con un 26% del total, pero no creo que se deba a ninguna de esas dos circunstancias.. La razón fundamental está en que la institución está ubicada en León y por eso es más conocida en esta ciudad. Además, aquí se recogen las quejas una vez a la semana mientras que en las otras capitales de provincia y en algunas localidades importantes solo se hace una vez al mes. Todos los ciudadanos castellanos y leoneses tienen los mismos problemas y todos son tratados por la Administración exactamente igual.

-En el capítulo de fomento, ¿cuál es su visión personal sobre las ayudas para la vivienda?

-En materia de vivienda hemos dado varias resoluciones con relación a esta problemática y hemos planteado cuestiones relativas a las ayudas de alquiler y también alguna para que se tenga una atención especial con respecto a la adjudicación de viviendas a las mujeres víctimas de la violencia de género. La Consejería de Fomento trabaja sobre estos problemas y nosotros recibimos las quejas, la mayor parte de ellas admitidas.

-Respecto a Sanidad, las listas de espera están a la cabeza¿ ¿tiene conocimiento de cómo funcionará la nueva norma reglamentaria que regulará esta situación?

-Desde luego, en este momento no, pero puedo decir que lo que se va a tratar, según la información que hemos recibido de la Consejería, es que se creará un grupo de trabajo para analizar las dificultades que han surgido durante el año pasado y los anteriores y consolidar en todas las áreas de salud y para todas las especialidades, un esfuerzo importante que exigen los tiempos de espera para 2007. Se establece así una de las metas que se fija la Consejería de Sanidad, y por la que a lo largo de esta Legislatura se alcanzará una demora media en intervenciones quirúrgicas programadas no superior a 50 días: de momento está en 100 días. -En ese mismo campo, ¿por qué la Consejería rechaza casos como los de los afectados de enfermedades bucodentales?

-No es correcta esa afirmación sobre las enfermedades bucodentales, ya que se refiere a las congénitas. Nosotros recomendamos a la Consejería la conveniencia de que estas enfermedades bucodentales congénitas se consideren de forma unitaria a efectos de una financiación pública de la ortodoncia y de las prótesis dentarias necesarias, pero esta resolución no fue aceptada sobre la base del principio de racionalización de los recursos. En cualquier caso solo se refiere a una situación muy concreta como son las enfermedades bucodentales congénitas y por tanto no es con carácter general. -Caso de la fibromialgia¿

-Con relación a esta enfermedad, en el año 2005 hicimos una resolución que ha sido admitida por la Consejería, pero hay una estimación parcial porque no aceptaron un punto, en orden solamente a una de las cosas en las que hacíamos referencia, y es que se tuviera en cuenta en el ámbito regional y provincial a las distintas asociaciones de afectados reconocidas legalmente para garantizar el derecho de participación de las personas en relación con la salud de Castilla y León; es decir, lo único que no admitió la Consejería es que le fueran reconocidas a estas asociaciones una cierta representación.

-¿La Consejería podría reconocer para los pacientes una pensión de invalidez como las que se conceden para otras enfermedades?

-Sí, claro. Algunos de estos enfermos trabajan -aunque en determinados momentos tengan que pedir una baja-, pero si estuvieran incapacitados para trabajar, tendrían derecho a una pensión de invalidez.

http://www.diariodeleon.es

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres