Blogia
todos unidos por SFM-SFC/EM-SQM/IQM___***___más allá del dolor

Duelo Patológico

Cómo reconocer y superar un dolor crónico
La pérdida de un ser querido, es una de las experiencias más fuertes y dolorosas que puede vivir un ser humano, y que produce profundo dolor psíquico que muchas veces no pasa con nada.
Los duelos accidentales que tienen que ver con la pérdida de personas, situaciones o cosas tremendamente importantes para uno, lo llevan a vivir un proceso de desgarramiento y recuperación.

Este proceso no es fácil ni rápido y debe de incluir sus tres etapas para que la herida sane por completo. Este proceso es lo que se conoce como “Duelo, Culpa y Reparación”. Qué hacer y qué es normal en cada etapa, nos explica la psicóloga del Parque del Recuerdo, Amparo Marín.

  • Duelo: Esta etapa se vive porque hay que penar la pérdida y no queda otra alternativa que llorarla, llorarla con el dolor que implica la soledad de algo que ya no se tiene, de algo que me quitaron o de algo que era mío pero ya no lo tengo aquí.

     

  • Culpa: Se vive porque inevitablemente, cuando uno pierde algo, se siente responsable. La culpa tiene que ver con toda aquella parte de la relación que es consustancial a las uniones humanas, en las cuales uno no se preocupó, no se entregó, no desplegó todo el amor que le habría gustado dar en la relación, y como somos absolutamente limitados, todas nuestras relaciones tienen esas carencias.

     

  • Reparación: darse cuenta de la limitación propia, tomar conciencia de que uno no es omnipotente, de que uno es un ser lleno de limitaciones y que no puede hacer más que lo que pudo hacer es fundamental para sanar. A partir de ahí empezar a reparar, arreglar la relación con la persona que se fue.

    En una relación, cuando se produce la separación, se activa una cantidad de sentimientos tremendamente turbulentos que hay que limpiar, que hay que reparar, que hay que arreglar a través del proceso de duelo.

    Otras emociones presentes en el proceso son el dolor y el sufrimiento.

     

  • El sufrimiento: a raíz de una pérdida y el dolor mental que provoca se puede obtener el lado bueno de las cosas. Puede ser fuente de crecimiento mental, experiencia que ayuda a crecer o puede ser fuente de deterioro, que lleve al escepticismo, a la sensación de sin sentido, a un predominio de lo destructivo, agresivo y de la muerte.

     

  • El dolor psíquico y la angustia: que se vive es muy grande cuando se muere un ser querido es normal que se tenga la sensación de querer o poder morir, de que se acabó el sentido de la vida, es una amenaza que atenta a la existencia de la persona. Es un período de incertidumbre, acerca de qué va a pasar sin esta parte que se ha ido.

    Posteriormente viene la angustia de “y qué hice yo en la relación con él, cuánto fallé”. Cuánto fallé, tanto en lo que tiene que ver con la muerte propiamente tal, como con cuánto fallé en toda la historia que tuvimos en conjunto; todo esto opera en el proceso de duelo.

  • Como reconocer un duelo patológico

  • Las teorías más clásicas sobre el duelo, lo conciben como un proceso que pasa generalmente por 3 fases: de impacto o impasibilidad (de pocas horas a una semana), de depresión o de repliegue (de un mes a un año), y de recuperación o restitución (después del año).

  • Cuando ya ha pasado un año de duelo, la melancolía, tristeza prolongada, aislamiento y falta de ganas de retomar completamente el ritmo de vida, dan pie al llamado duelo patológico.

    El duelo crónico es un proceso doloroso de respuestas aflictivas generalizadas, profundas y continuadas, derivadas de la pérdida de una persona con la que ha existido una relación afectiva cercana.

    Se puede hablar de tres grupos vulnerables al tema:

     

  • Aquellos que establecen relaciones afectivas cargadas de ansiedad
  • Aquellos que establecen sus relaciones afectivas a través de cuidar compulsivamente a otros.

     

  • Aquellos que afirman de modo compulsivo, su autosuficiencia e independencia respecto de los vínculos afectivos.

    En base a estas características, estos tres grupos reaccionan –ante una pérdida- con culpa y en forma autocrítica por el suceso.


    http://www.terra.cl
  • ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    4 comentarios

    Andrea -

    hace hasta eso se me hace un problema no kiero recordar ni kuanto tiempo ah pasado ya desde ke mi novio murio ah pasado 1 año y 8 meses ya los conte me costo!5 meses antes de ke se fuera yo pelee con el y me fui de viaje la verdad aveces estoy bien pero aveces me da como unas ganas de ke este aki aveces me lo imagino al frente mio el me sonrrie ya no lloro como antes pero igual duele es normal esto o tengo este duelo patologico?? muchisimas grasias ahora no estoy con mis papis y no puedo ir al psicologo esto esde gran ayuda para mi tengo 19 años.

    katherine -

    me parece super interesante la temática, me gustaria tener más conocimiento sobre el duelo patológico, sus causas como base de la estructura de personalidad.

    Angela -

    hola, si tu amiga perdió reciente a sus padres como lo expresas,no se trata de un duelo patologico, puede estar adoptando comportamientos propios de un duelo, como amiga lo que puedes hacer es escucharla empaticamente, acompañarla y animarla para que busque ayuda profesional.

    LILIANA -

    HOLA. NECESITO AYUDA PARA UN AMIGA..ELLA TIENE LA PERDIDA DE SUS PADRES RECIENTE..NO CONSIGUE ESTABILIDAD EMOCIONAL...TERMINA PRONTO CON SUS ROMANCES Y SIN QUERER LE HACE DAÑO A PERSONAS SINCERAS, HONESTAS..ES MEDICO Y SOLO SE REFUGIA EN SU TRABAJO..AHORA LE COLABORA UNA AMIGA DE INFANCIA QUE ES PSICOLOGA PERO VIA TELEFONICA.NECESITO APORTES Y COLABORACION PARA AYUDARLE A ENFRENTAR SU DUELO PATOLOGICO. MUCHAS GRACIAS
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres